Biografía Bottega Veneta
Los primeros diseños de lujo de la marca Bottega Veneta se establecieron en el mercado en 1966. Los bolsos hechos con piel dejaron boquiabiertos a más de uno que rápidamente se empezó a interesar por esta nueva marca. Los bolsos de Bottega Veneta siempre se han considerado como algo exclusivo. Ciertas marcas de gran renombre han diseñado modelos muy similares por no decir idénticos.

En el año 2000, el diseñador británico Giles Deacon fue presentado como jefe de la marca. Él aportó su experiencia para diseñar los nuevos accesorios de la firma. Todo fue tan bien que en el 2001 la empresa puso en marcha una colección prêt-à-porter, que fue un gran éxito, ya que fue capaz de competir con las marcas de moda más importantes. Aunque los críticos señalaron que era una visión más discreta de algunas piezas de vanguardia de ese momento, todo el mundo empezó a fijarse mucho más en los diseños.

Tom Ford, entonces director creativo de Gucci, convenció al Grupo Gucci para comprar Bottega Veneta. A continuación, se introdujo al diseñador alemán Tomas Maier. El diseñador fue muy bien recibido. Su habilidad técnica en el drapeado y su manejo ante cualquier tipo de tela le hizo captar mucho más la atención de los más fashionistas. Aunque el corte de la tela puede producir a veces intrincados diseños, su gama de colores centrados en el negro convierten a las colecciones en unas de las más elegantes temporadas tras temporadas.

Celebridades de medio mundo llevan los diseños de la marca como por ejemplo: Sandra Bullock, Cameron Diaz, Diane Kruger, Hilary Swank, etc. Lo más curioso de la marca es su logo ¿sabes cual es? Bottega Veneta no pone logo ni en sus bolsos.