Cómo vestir para un bautizo
Con la llegada del buen tiempo comienzan a invitarnos a bodas, comuniones, bautizos y todo tipo de eventos para los que necesitamos estilos muy diferentes. En este caso te aconsejaré sobre cómo vestir para un bautizo, y lo haré para que lo sepas no solo en esta época de más calor del año sino también a partir de otoño por si te surge alguno en esas fechas.

Primavera-verano: Decántate por vestidos en colores pastel, blancos rotos o tierras claros de tejidos suaves. El largo sería recomendable que fuera por la rodilla, pues demasiado corto resulta fuera de lugar y si es demasiado largo no sería tampoco el apropiado. El vestido cóctel discreto es el mejor para ambas estaciones, tan sólo varía el tipo de tejido, más vaporoso en verano y más fuerte en otoño y quizás, los complementos. También puedes elegir una pamela con sandalias de tiras en el mismo color. Por ejemplo, un vestido cóctel de patrón de corpiño simple y falda tubo con pamela y sandalias en tonos tierra o innova con vestidos de una sola manga abullonada en el hombro.

Otoño-invierno: Si el bautizo se alarga, mantén la máxima: vestidos cóctel por la rodilla y en tonos discretos. Estas ocasiones son mucho más protocolarias y los colores y tipos de vestidos se ciñen un poco más a la discreción. Podrías elegir tonos similares pero con un poco más de intensidad, como ocres o verdes otoñales y en vez de elegir una pamela, decántate por un tocado con pailletes o plumas y unos salones que mantengan la gama tonal.

Lo importante es que recuerdes las claves: vestido cóctel por la rodilla, tonos discretos como los tierra, pasteles en verano, ocres en otoño y complementos para cada estación: pamela en verano, tocado en otoño. Y en zapatos, sandalias de tiras en verano, salones cerrados en otoño.