Cómo vestirse para una reunión de trabajo o negocios
Las reuniones de negocios que se suelen realizan en las oficinas de la empresa suelen terminar muchas veces en un restaurante. Suele ser una manera más informal, de seguir con nuestro trabajo y concluir con éxito las negociaciones. Pero hay que tener cuidado con las comidas de trabajo porque no te puedes vestir de cualquier forma, tu apariencia dirá mucho de tu profesionalidad, credibilidad, confianza y seguridad. Para vender un servicio o producto, primero hay que vestirse con cierta rigurosidad.

La soltura con la que nos movemos son factores fundamentales para triunfar en los negocios, y en ese sentido la ropa que nos ponemos es muy importante. Además de conocer el protocolo que hay que tomar en el restaurante, merece la pena saber reaccionar a ciertos detalles para salir airosos de cualquier situación. Tener estilo y clase es vital para causar una buena sensación y persuadir a la otra persona.

Empieza por vestir de forma correcta. Esto no quiere decir que tengas que ir de forma aburrida o triste. Sino que deberás ir de forma adecuada a la ocasión. La moda impone las tendencias, pero hay que tener una cierta personalidad a la hora de vestir. Eso se ve a simple vista. Lo que lleva una puesta debe estar acorde con nuestra forma de ser y de expresarnos. No vale vestirse con lo primero que pillemos del armario.

Dicen que la primera impresión es la que cuenta y es cierto, a posteriori es complicado cambiar esa impresión que te causa una persona al verla por primera vez. No descuides el apartado del vestuario, pero no te pases ni por exceso ni por defecto. Es recomendable perder unos minutos en elegir un buen conjunto de prendas para acudir al trabajo antes de salir de casa.

Vístete de acuerdo a la formalidad de tu cita. No es lo mismo un one to one con el jefe que ir a visitar un cliente. La ropa que lleves puesta será clave para causar empatía con el cliente. Es casi lo mismo ir de vaqueros a una reunión con ejecutivos que ir con traje a una barbacoa. Si estamos entre amigos la comida es informal, la ropa puede ser informal. Pero el trabajo es siempre algo más serio, estamos pues entre profesionales.

En general, para no complicarnos, cuando nos reunimos con ejecutivos, otros profesionales o compañeros de trabajo pero todos somos amigos o nos conocemos de anteriores ocasiones, podemos vestir con un aire más informal. Pero si estamos con personas que no conocemos la reunión se vuelve formal y tenemos que impresionar para conseguir nuestros objetivos.