Lo último en faldas femeninas
Las pasarelas de moda son los mejores indicadores de las tendencias y de cara al 2011 lo que más se ven son las faldas femeninas, modelos urbanos y modernos que seguro captan tu atención.

Los diseñadores sacan a relucir sus propuestas, que van desde el estilo retro hasta las piezas más elegantes y chic.

Si todavía no te has percatado, enseguida observarás un mundo de color y altos vuelos gracias a la nueva moda en faldas: Puedes elegir la falda bailarina negra, la falda estampada con pliegues, la falda globo, la falda evasee, la falda tulipán, la falda volados de gasa, la falda satén cintura alta.

Para el verano 2011, la colección de prendas destinadas a la mujer, tiende a la puesta en el escenario de faldas que incluye modelos con puntas, faldas deconstruidas, faldas extralargas y faldas tenistas. Asimismo se tiene a los vestidos, tops, camperas, corset, etc.

Se trata de una apuesta por evocar el romanticismo y los aires modernos que presiden toda gran urbe. Por eso, triunfa el modelado geométrico, los bordados artesanales y la feminidad en todo su esplendor.

En cuanto a la evolución histórica de la falda, ésta ha variado de forma y sobre todo de altura. El tope de la falda empezó situada a la altura del pecho y fue bajando paulatinamente hasta la cintura. Otro rasgo característico es que en sus inicios las faldas fueron bastante estrechas y se fueron ensanchando hasta llegar a la crinolina, el polisón, el corsé y el miriñaque. Durante el siglo XIX, el bajo de las faldas se movió entre debajo de la rodilla y el suelo.

Un ir y venir de tendencias marcan el modo exacto de llevar la falda: Las faldas se volvieron cortas durante los años 20, luego largas durante los años 30, después más cortas (los años de la Segunda Guerra Mundial), después largas y se volvieron extremadamente cortas en los años 60 al aparecer la minifalda.