Nueva colección de pañuelos Hermès

El conocido pañuelo de seda de Hermès es un excelente accesorio. Su tamaño y versatilidad permite poder utilizarlo de la forma que más nos apetezca, como un foulard, a lo largo de un abrigo o chaqueta o en el interior de su bolso, como un bikini arriba o incluso como pareo. Las posibilidades son infinitas.

El personaje de Miranda Priestly, en la famosa novela “El diablo viste de Prada“, lleva un pañuelo blanco de Hermès de una manera diferente cada día. Grace Kelly lo utilizó cuando se rompió el brazo como sujeción. Muchísimas famosas utilizan estos fabulosos pañuelos únicos en sus diseños y colores.

Nueva colección de pañuelos Hermès

Ahora, Hermès lanza una nueva línea de sus impresionantes “Le Carré Fluide“, perfecta para cada estación del año como la canción que aparece en el cortometraje que han realizado para la presentación: “verano, invierno, otoño y primavera”.Este accesorio pensado la mujer elegante continúa en manos de Rosario Romagnosi que incluye de nuevo la etiqueta de lujo francés a la colección.

Estos lujosos pañuelos están formados por 65 gramos de de seda extraídos de 250 capullos y se requieren hasta dos años de trabajo para producir uno. En 1837, Thierry Hermès ya diseñaba arneses y sillas de montar para una clientela muy selecta. Botas, joyería, artículos de decoración, los pañuelos de seda se fueron añadiendo a la empresa. En 1920, su nieto Emile incluyo el equipaje. El primer pañuelo (modelo a cuadrados), se realizó en 1928 y estaba inspirado en el que llevaban los soldados de Napoleón. La producción del pañuelo se estableció en Lyon en 1937.