Qué prendas llevar para disimular la barriga
Siempre se dice que es posible sacarse partido si se sabe elegir la ropa. En el día a día las prisas no nos permiten perder el tiempo en pensar qué ponernos que nos quede bien, sea adecuado y, además, nos disimule algún que otro defectillo.

Si la parte de tu cuerpo que menos te gusta es la barriga, hay algunos trucos que puedes llevar a cabo. Si tienes en cuenta estos consejos al elegir tu ropa, verás que estás mucho más favorecida:

Usar de vestidos de corte o talle imperio, es decir, aquellos que se ciñen un poco bajo el pecho de modo que la tela cae fluida y sin ceñirse al cuerpo hasta los pies o hasta la rodilla. Este tipo de corte es favorecedor, no marca el vientre y, además, es muy cómodo. Es un estilo que suele acompañar a vestidos estampados de aire hippie pero si elegimos vestidos de este corte, tonos suaves y los combinamos con botas o bailarinas, son perfectamente ponibles para el día a día y para el trabajo.

Usa colores oscuros (azul marino, gris, negro) que estilizarán tu silueta. Combínalos con medias de colores vivos: azul eléctrico, fucsia o incluso amarillo.

Los minivestidos no ceñidos o los vestidos de tela vaquera también ayudan a disimular la tripita, ya que no marcan esa zona. Son más informales, adecuados para el día pero menos para ir a la oficina.
Las faldas con vuelo y por encima de la rodilla son muy favorecedoras y perfectas para el trabajo. También puedes decantarte por faldas de tubo o minifaldas que sí se ceñirán a tu estómago y lo marcarán, pero si las combinas con camisas sueltas o jerseys oversize, ese efecto quedará anulado.

Para la noche puedes elegir varias opciones: vestido corte imperio largo hasta los pies o un vestido asimétrico, con el hombro al aire, de tendencia esta temporada, con marga murciélago y suelto en la zona del abdomen que luego se ajuste a las piernas o un vestido con volantes en horizontal.

Con cualquiera de estas opciones conseguirás tu objetivo.