Ropa cómoda para viajar en avión
En estos días muchas estamos ya preparando la maleta o planeando cómo será nuestro viaje, qué ropa llevaremos y volviéndonos locas para conseguir que quepa todo lo que queramos llevar. Sin embargo, tan importante como la ropa que vayamos a utilizar en destino es elegir la adecuada para hacer el viaje, ya que los trayectos han de ser lo más cómodos posibles.

Voy a centrarme en si vas a viajar en avión, así que toma nota de qué ropa debes ponerte para que tanto el viaje como la espera en los diferentes aeropuertos sea lo más cómoda posible y además estar estupenda:

– Los vaqueros te los puedes poner pero que sean ligeros, lo más finos posibles, especialmente si es largo. Debe ser también en tonos claros para que no tengas calor y no puede ser ajustado ya que para la circulación de la sangre no es nada bueno estar horas sentada con una prenda ajustada.

– Si es posible elige un short, unas bermudas o unos piratas, son las prendas más cómodas y estarás mucho más ventilada y fresquita.

– En cuanto a los tejidos de cualquier prenda, elige telas ligeras como la seda, el lino, la gasa o el algodón ecológico. Es lo más fresquito, flexible y cómodo para estar en el avión durante horas, para ir de un lado al otro del aeropuerto con las maletas, para sentarte a esperarlas…

– Elige tops cómodos o blusas amplias que no te opriman ni te queden pegadas. Son ideales para viajar tanto en diseños lisos como estampados, aunque siendo la fecha que es te quedará ideal un estampado floral.

– A la hora de elegir los complementos ten muy presente los controles en los aeropuertos, así que olvídate de cinturones que contengan alguna parte metálica, prendas que tengan tachuelas, etc. No lleves nada que tenga metal, básicamente para evitar el tener que estar quitándote una cosa tras otra para saber qué es lo que pita.

– En cuanto a los bolsos, los grandes, clutch y similares son ideales, pero no para estar en un avión ni en un aeropuerto. Las bandoleras son perfectas para esto, así que guarda los demás en la maleta y apuesta por la comodidad.

– Por último, nada de tacones. Lo mejor es llevar unas sandalias planas o tenis. Si no eres capaz de ir sin un poquito de tacón, elige algún calzado de cuña o que tenga un pequeño tacón ya que todo lo demás sería bastante incómodo.