Bolsos de playa, el triunfo del capazo


Uno de los complementos fundamentales del verano es el bolso que usaremos para ir a la playa. Antaño con cualquier mochila que tuviéramos en casa bastaba, pero ahora no. forma parte del estilismo playero y, al igual que el bikini o el pareo, debe ir acorde con el look ha de ser elegido a conciencia. También es cierto que cada vez son más las cosas que llevamos a la playa y no sé si nos entrarían en la mochila.

Los capazos han acabado por convertirse en el bolso playero por excelencia de los últimos años y parece ser que han venido para quedarse, al menos una temporada. Todo comenzó con la moda vintage y nos dedicamos a desempolvar los capazos de mimbre que abuelas y madres tenían guardados en el desván. Impersonales, monocromáticos y un tanto toscos poco a poco se fueron perfeccionando hasta convertirse en el complemento must de la temporada.

Llenos de colores y detalles

Primer fueron las tonalidades más llamativas, tales como fucsias, y pequeños adornos los que llenaron de color este tipo de bolsos. Este verano se ha vuelto a la simplicidad con un toque personal. Así que lo que impera son capazos sencillos con pequeños diseños impresos, tales como corazones, estrellas o mensajes positivos. Los tonos pastel son los más habituales en estas decoraciones, lo que los convierte en piezas fáciles de combinar.


La fiebre suscitada en torno a los capazos ha sido tal que se pueden encontrar en cualquier tamaño. Si inicialmente triunfaron por ser un bolso de grandes dimensiones en el que nos entraba todo lo necesario para ir a la playa o la piscina ahora tienden a reducir su tamaño. De este modo se convierten en un complemento de diario que podemos utilizar para ir a dar un paseo, hacer la compra o tomar algo en una terraza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *