Cómo cuidar los zapatos


Los zapatos son un complemento esencial en un look y para muchas (y muchos) un objeto de veneración. El personaje de Sarah Jessica Parker en Sexo en Nueva York tiene una fiebre compulsiva de comprar zapatos y se gasta cientos de dólares en un par. Pero no es la única, mucha personas son adictas a los zapatos y coleccionan pares exclusivos. Unos zapatos horrendos pueden estropear por completo un look o por el contrario ser tan espectaculares que ellos mismos son los protagonistas del atuendo. Llevar un zapato cómodo es importante para la salud del pie, aunque muchas veces esto está reñido con la moda, (unos taconazos no es lo mejor para el pie). Lo que sí es importante es elegir zapatos de buena calidad, elaborados en piel y de una marca conocida. Si somos adictos a los zapatos y nos compramos zapatos caros también debemos poner mucho cuidado en cuidarlos.

Intenta no ponerte el mismo par de zapatos dos días seguido, que pasen al menos 24 horas para evitar que se deformen poco a poco. Igualmente, es recomendable cepillarlos después de cada uso. La piel mal cuidada acaba secándose y resquebrajándose por eso es importante su cuidado. El cepillo que utilices para quitar, por ejemplo el barros, debe de ser de cerdas de buey, de caballo o de cerdo.

Si los vas a guardar durante bastante tiempo, aplícales una capa de betún y guárdalos en una caja de cartón para evitar que el polvo los estropee. Procura usar un cepillo o gamuza para cada color de zapato y así evitarás irregularidades en la tonalidad o manchas. Como complemento puedes utilizar una crema abrillantadora y para aplicarla lo mejor es usar un trapo blanco.

Si los zapatos se han mojado por la lluvia, nada más llegar a casa, mételes unas hormas en su interior para evitar que se deformen. También ten cuidado de cómo los guardas en el armario, no los metas en una bolsa porque el zapato necesita «respirar» y tampoco los coloques de manera que tengan prendas o cajas encima, pueden aplastarse. Y que no se te olvide mantener las suelas y tacones en buen estado. Si tienes alguno deteriorado llévalo al zapatero antes de que se estropee del todo. Si sigues estos consejos los zapatos te durarán más y lucirán en todo su esplendor.

Calzado, Consejos,
>

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *