Cómo vestir para ir a una comunión


Está claro que el día de la Primera Comunión los verdaderos protagonistas son los niños, pero también hay que tener en cuenta que es un día en el que te encontrarás con muchos miembros de la familia que hace tiempo que no ves, además de ser un día muy especial en la vida de sus protagonistas y de sus padres. Es por ello que aunque no tienes que ir despampanante sí debes ir con un cierto estilo para estar acorde con el día que es pero sin llamar demasiado la atención.

Si vas a ir a una comunión, ya seas familiar o invitada, toma nota de estos consejos para que sepas cómo vestirte para ello:

– Sácale el mejor partido a tu cuerpo y lleva un look que destaque lo mejor de ti. Analiza tus puntos fuertes y tenlos en cuenta cuando vayas a elegir modelito.

– Hay que tener mucho cuidado con la ropa que se elige ya que aunque es un evento importante a nivel social, no tiene la categoría de una boda así que sobra cualquier vestido de gala, pamela, etc. Por otro lado, tampoco es una simple comida familiar, así que no vayas en vaqueros ni aunque te pongas un par de complementos monos que te den un toque ideal.

– Si el día de la celebración es en época de buen tiempo, casi siempre suele ser así, tienes muchísimas posibilidades. Lo más fácil de elegir es un vestido corto con algún estampado floral o primaveral. Unas sandalias monas y listo. Si todavía no tienes las piernas morenitas ponte unas medias finitas para que te den un poco de color. Lleva también una chaquetita fina, especialmente para el tiempo que estés en la iglesia.

– Otra opción muy elegante es llevar un traje-chaqueta, mejor si es con falda y en colores claros o crudos. Unos zapatos de cuña serán la mejor elección, sin olvidarse de un bolso pequeño, especialmente si es un clutch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *