Desert Boots ¿para el verano?

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0


Las botas desert boots, conocidas también como “pisacacas“, fueron creadas por la marca Clarks hace 60 años y desde entonces se han convertido, junto con las Converse, en uno de los calzados más míticos. ¿Quién no ha tenido unas?

Creadas justo después de la Segunda Guerra Mundial (1949) por Nathan Clark, están basadas en la comodidad de unas rústicas botas de raíces egipcias que calzaban sus compañeros de la Armada. Así nace un modelo flexible, rústico y muy cómodo que no pasa de moda ni entiende de temporadas. Fueron y son el calzado por excelencia de los mods y década tras década un montón de marcas se han dedicado a reinventarlas, sin que pierdan su estilo.

Ahora le ha tocado el turno al diseñador belga Kris Van Assche, que las ha presentado como su producto estrella de la colección Primevera-verano 2010. El diseñador ha hecho unas dessert boots con una silueta estilizada, de ante gris con un acabado bonito y unos detalles en amarillo en la suela que la hacen muy original. Sin embargo, aunque sea de la colección de verano, es un modelo bastante asfixiante para el pie en este tiempo estival. Sin duda son unas botas de invierno. Además, teniendo en cuenta que cuestas más de 600 euros, mejor nos quedamos con las desert boots de imitación que venden por menos de 20 y son igualmente cómodas y tienen de todos los colores imaginables.

Pero las desert boots no es lo único que llama la atención de esta colección. Kris Van Assche se formó en París bajo las órdenes de Yves Saint Laurent y ahora es director artístico de Dior Homme. Este belga de 34 años ya tiene su propia firma de alta costura y se le pronostica una gran carrera. En esta colección ha dado señales de su originalidad presentando por ejemplo estas botas híbrido entre unas romanas y unas deportivas. ¡Chulísimas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *