El estilo Mod


El movimiento mod fue un movimiento musical y cultural basado en la moda y la música (The Who, Small faces) que se desarrolló en Londres, Reino Unido, a finales de la década de 1950 y que alcanzó su culmen durante la primera mitad de la década de 1960.

Los seguidores de esta corriente se localizaban en el sur de Inglaterra, aunque también eran numerosos en ciertas ciudades del norte (como Manchester, o incluso Liverpool). Los elementos más significativos son música, moda y scooters.

El poder de atracción de su estilo Made in England se nota incluso en los frecuentes contactos con la subcultura skin, que aprecia su “autenticidad” y de la que esta subcultura mod admira la estética, aunque desprecie su ética.

Ya va siendo hora de que hablemos del vestuario característico de los Mods… Los trajes de mohair eran muy aceptados, pues así se intentaba emular a los músicos de Modern Jazz (de ahí el término Mod). Las corbatas estrechas, los trajes tonic (que tenían un color diferente según la luz) y los pantalones sta-prest (sin pinza y con una línea que no desaparecía ni al planchar) formaban también parte del vestuario de cualquier Mod que se preciara. Las camisas Ben Sherman, con el detalle de sus botones extra en las mangas y detrás del cuello, eran muy buscadas, al igual que los polos Fred Perry o las chaquetas Harrington. Respecto al calzado, los zapatos de bolera eran lo más “in”, al igual que las Dessert Boots o los Loafers (zapatos de vestir con una especie de tiras de cuero y unas borlitas).

En cuanto a las chicas se llevaba el pelo a lo garçon lo más liso posible, peinado desde el centro de la cabeza y con flequillo. Vestían chaquetas de Madrás, niquis italianos de nylon, americanas cortas y rebecas de punto. Los abrigos más apreciados eran de cuero, ante o plástico y las gabardinas (siempre por encima de la rodilla) o parkas.

Las faldas y vestidos A-Line no pueden faltar en su armario. Fue muy revolucionario que las chicas usaran pantalones, con aberturas abotonadas en el lateral, con caderas más anchas y cintura más estrecha, no quedaban muy bien así que empezaron a usar algunos modelos de chico.

Respecto a los zapatos los llevaban planos, tipo merceditas. Algunos aceptan las zapatillas de marcas como Fred Perry o similares.

Nunca llevaban joyas aparte de detalles como pasadores o cadenitas en las solapas de sus camisas o gemelos, como los chicos.

Desecharon el color en los labios dándole toda la importancia a los ojos, sin sombra, solo una delgada línea negra e incluso llevaban pestañas postizas.

Estilos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *