Elegir el sujetador según el escote


La ropa interior es capaz de volver locos tanto a hombres como a mujeres (aunque por motivos muy distintos), y es que la amplísima variedad de diseños, motivos y formas es tan amplia que podríamos tomar una personalidad distinta cada día según el conjunto que llevásemos.

Sin embargo, la elección va más allá del estilo o el diseño del mismo: la forma de la camiseta, camisa o vestido que vamos a llevar será fundamental para determinar el sujetador que más favorece en cada caso.

Cuello redondo o de barca: El primero solo deja al descubierto el cuello y el segundo clavícula y cuello, por lo que lo más importante en este caso lo más importante probablemente sea moldear el pecho para mejorar su apariencia. Casi todos los sujetadores de dos tirantes son adecuados, aunque deberás asegurarte que la forma escogida (push up, balconette, etc.) no te chafa el pecho sino que realza el busto.


Escote en ‘U’: Los sujetadores normales y los de tipo balconette son los más adecuados para este tipo de escote ya sea redondeado o cuadrado.

Asimétrico: Los sujetadores sin tirantes son la clave; si tu camiseta o vestido tiene una sola manga, quizá te sientas más cómoda y recogida manteniendo el tirante de quita y pon del lado cubierto de la prenda.


Escote en ‘V’: Los sujetadores de formas tradicionales con push up ayudarán a subir tu pecho y a centrarlo más dejándote un escote espectacular.

Escotes muy pronunciados: Los sujetadores con corte triangular tipo bikini o algunos de tipo multifunción para escotes pronunciados, capaces de juntar y centrar el pecho sin que nadie note la presencia del sujetador.

Palabra de honor: Los sujetadores sin tirantes son la única opción estética y cómoda para lucir este tipo de escotes de forma elegante… ¡Queda completamente prohibido el uso de los sujetadores con tirantes!

Escote trasero: Los sujetadores con tira trasera transparente son una de las opciones, pero no la más recomendada puesto que ésta será bastante visible (además puede marcarte ‘mollitas’ en la espalda y delatar tu sudor). Nuestro consejo es que utilices esas cazoletas de silicona que se pegan y adaptan al pecho sin necesidad de una sola tira o tirante.

Atados al cuello: Los sujetadores de silicona que te mencionábamos son una opción, aunque probablemente los de tipo biquini (ya sea con cazoletas redondas o de triángulo) consigan hacerte un pecho y un escote más bonito.

Ya ves, los sujetadores no son universales… ¡Cada prenda necesita el suyo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *