Elegir el velo de novia


El día de tu boda lo recordarás toda la vida y será uno de los más especiales, así que tienes que hacer todo lo posible para que todos los detalles sean perfectos, desde el primero hasta el último. Uno de los detalles más importantes en tu boda es el velo, si es que lo llevas, ya que te dará un toque muy especial. Para elegirlo hay que tener muchísimos factores en cuenta, así que sigue estos consejos para elegir el velo y que te quede perfecto el día de tu boda:

– El velo debes elegirlo cuando ya tengas el vestido ya que lo elegirás en función del mismo. Ambos tienen que ser del mismo color.

– Si has elegido un vestido un poquito recargado deberás elegir un velo sencillo para que no se vea muy cargado todo el conjunto. Por el contrario, si el vestido es sencillo puedes elegir un velo más trabajado y con algún detalle.

– Antes de elegir uno prueba varios estilos para comprobar con cuál estás mejor y cuál te gusta más. Cuando te lo pruebes, mírate al espejo de cuerpo entero y desde todos los ángulos ya que el velo tiene que lucir tanto por delante como por detrás.

– Es muy importante que tengas en cuenta tu altura ya que el velo irá también en función de eso. Si eres alta cualquiera te quedará bien, pero si eres baja es mejor que elijan uno velo corto para que tu figura no encoja visualmente.

– Si tienes la cara redonda debes elegir un velo que tenga caída hacia los lados para poder afinar tus rasgos.

– Si tu cara tiene forma cuadrada elige un velo más largo o una mantilla, que tenga también caída hacia los lados para poder alargar el rostro.

– Si tu cara es rectangular, el velo que mejor te quedará es uno en capas para que ese volumen equilibre todo el conjunto.

– Si tu rostro es ovalado te sentará bien cualquier tipo de velo, es la forma de rostro perfecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *