Errores que solemos cometer en las Rebajas

rebajas errores
Hace poco más de una semana que comenzaron las Rebajas, así que suponemos que ya te habrás hecho con algunas de las gangas de tus marcas favoritas. Eso sí, si todavía no has podido ir de tiendas estos días o tienes pensado seguir comprando prendas rebajadas durante los próximos días, te recomendamos que no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación.

Hoy vamos a hablarte de los errores que la mayoría de mujeres solemos cometer cuando vamos de Rebajas. Si los conoces, será más difícil que los cometas, así que estate muy atenta a lo que viene a continuación.

Comprar de forma impulsiva

Uno de los errores más típicos durante las Rebajas es comprar de forma impulsiva. Para evitarlo, te recomendamos que no te hagas con prendas que no vayan con tu estilo, que no compres nada de una talla que no sea la tuya pensando en que vas a engordar o a adelgazar, que te pruebes la ropa antes de comprarla y que no compres solo porque es barato.

Pensar en que las prendas van a bajar aún más de precio

Como sabes, las firmas van rebajando el precio de la ropa a medida que van pasando las semanas de Rebajas. Sin embargo, desde Estilos de Moda te recomendamos que no dejes una prenda en la tienda porque pienses que dentro de poco la puedes encontrar más barata. Lo más normal es que cuando vuelvas ya no esté.

rebajas errores1

Ir sin un presupuesto fijado y sin haber revisado el armario

Otro error que muchas cometemos durante esta época del año es ir a comprar sin llevar un presupuesto fijado de antemano, por lo que acabamos gastando mucho más de lo que debemos. Tampoco solemos revisar el armario antes de ir de compras, algo que debería ser obligatorio, ya que si no podemos acabar haciéndonos con prendas que no necesitamos.

Otros errores comunes

También es muy habitual no comprobar el estado de las prendas antes de salir de la tienda, lo que puede provocar problemas a la hora de cambiarlas. Además, es muy importante que guardes los tickets a buen recaudo para no perderlos, algo que suele ser de lo más habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *