Estilismos para cenas de empresa

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0


Se acerca la Navidad y con ella todas esas celebraciones familiares, con amigos y… ¡Con la empresa!

Sí, porque en apenas unas semanas comenzarán a tener lugar las tradicionales cenas de empresa navideñas y no puedes dejar para última hora ese look nocturno que te haga deslumbrar marcando la diferencia entre tu ‘yo’ del trabajo y tu ‘yo’ con propia personalidad.


A continuación te dejamos algunas buenas ideas que tú misma deberás valorar en función del tipo de empresa, de la elegancia que requiera el evento y de tus propios gustos y estilo…

Masculino chic: Es una de las grandes tendencias de la temporada y consiste en combinar algunos de los elementos más tradicionalmente masculinos como las formales americanas o los elegantes zapatos acordonados (aunque con tacón) con otros más sexys y femeninos como los ajustadísimos pantalones de raso o cuero, las brillantes camisetas y todo tipo de complementos.


Formal: El blanco, el gris y el negro deben combinarse en prendas de corte formal y elegante como las camisas de todos los estilos y las femeninas faldas de tubo acompañadas por unos taconazos de infarto. También puedes dar un toque rebelde al look sustituyendo el tradicional algodón o el raso por algunas prendas de cuero.


Súper femenino: El vestido es la prenda fundamental para las más elegantes y femeninas, que podrán encontrar todo tipo de diseños con detalles como las transparencias, los encajes o las lentejuelas en todo tipo de texturas y colores (aunque como siempre el negro se convertirá en el rey de la noche). Combínalos con unos buenos zapatos de tacón, un bonito clutch y elegantes complementos y accesorios.

Juvenil: El color debe ser tu marca de estilo, pues pocas se atreverán a innovar como tú en una noche donde los negros, los grises y todo tipo de colores opacos toman el protagonismo. Rompe con la monotonía con vestidos, camisetas o camisas de alegres estampados multicolor en tonos no demasiado llamativos (recuerda que no estás en verano) y combínalos con otras prendas y complementos más sencillos que le den el protagonismo.

No olvides que la clave de la elegancia se encuentra en la sencillez y en la capacidad de combinar los distintos elementos con gracia y moderación.

Ya sabes, piensa cada detalle de tu estilismo… ¡Y vístete para triunfar!

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *