Elegir unos zapatos casual


Los zapatos casual son, sin duda, los zapatos más cómodos que cualquier chica puede utilizar de manera elegante y discreta. No importa si tienes normalmente dolor de pies o malestar con algún callo, simplemente encontrando los zapatos casual que se adecuen a tu estilo, tu forma de andar cambiará. No vas a querer cada vez quitárselos.

Siendo el calzado más versátil que puedes tener en tu armario, los zapatos ocasionales puede ir con prácticamente cualquier tipo de ropa que utilices, incluyendo camisetas, pantalones cortos, culottes, sudaderas, suéteres, pantalones Capri, etc. Así que, ¿cómo se sabe dónde buscar, y cuáles son los pares de zapatos más cómodos que puedes comprar? Hay algunos factores que debes conocer, y que dependen principalmente de las necesidades de tu estilo de vida, así como de los estilos específicos de zapatos que prefieras usar.
SEGUIR LEYENDO «Elegir unos zapatos casual»

El estilo Casual


El estilo o subcultura “casual” se remonta a las gradas de los estadios de fútbol ingleses de mediados de los 80, cuando hartos de la persecución policial, los “hooligans” intentan pasar desapercibidos vistiendo ropa de diseñador o deportiva.

Aficiones famosas y temidas por toda la isla, cuentan con adeptos a la cultura casual que encuentra en firmas como Ellesse, Sergio Tachini, Fila, Adidas y Lacoste unas prendas con las que identificarse y pasar desapercibido ante la atenta observación de los guardias. El “casual” original vestía chaqueta de chándal de tenista de las marcas anteriomente mencionadas, pantalones vaqueros y zapatillas Samba de la casa Adidas. En la actualidad, los encontraríamos vistiendo cazadoras de Stone Island o Barbour, pantalones vaqueros, polos Lacoste y trainers o zapatillas de deporte.

Como todos los estilos, el estilo “casual” ha evolucionado, y ha pasado de la ropa deportiva italiana de los 80 a un tipo de ropa de más cara y de creador reconocible. El estilo casual actual se define por pantalones, chaquetas y gorras de marcas tales como Aquascutum, Burberry, Fiorucci, Stone Island, que hacen que en los estadios de toda Europa aparezcan grupos de “casuals” con formas de vestir semejantes.

En definitiva, y con el hecho de alejarse de los problemas, los aficionados más radicales ingleses abandonaron sus bufandas y colores de otro tipo, por otras prendas que podía llevar cualquiera por la calle creando un estilo propio que fue copiado y adaptado por otras aficiones del viejo continente.