Gucci presenta su colección otoño invierno en Milán


La pasarela de Milán de este año nos está trayendo propuestas variadas, elegantes y a la vez bastante ponibles. Si hace unos días os hablábamos de las divertidas mujeres esquiadoras que habían presentado Dolce & Gabbana, en esta ocasión Gucci nos enseña unos diseños inspirados en el refinado Nueva York de los años 70.

Frida Giannini, actual diseñadora de la casa Gucci, se apunta a la tendencia de la mezcla de materiales. En su colección se ven seda, satén y también cuero, lana y pieles. Las pieles no sólo forman parte de chaquetas y abrigos, sino también de vestidos y faldas, como añadidos.

Los abrigos, de solapas grandes y cortes amplios, que no se ciñen a la figura femenina, también destacaron en la colección de Gucci.

Las líneas rectas en pantalones rectos tipo sastre y en vestidos cortos y faldas inundan la pasarela. Por contraste, las camisas de satén o de seda tienen amplios volúmenes.

Pero si algo llamó la atención fueron las aberturas estratégicas, tanto en mangas como en la zona de los hombros o el vientre, dejando ver un poco de piel y dando un toque atrevido y a la vez sutil en los diseños de la casa italiana.

La paleta de colores empleada es bastante sobria, siempre de tonos fríos e invernales: grises, marrones, azules oscuros y, por supuesto, el negro. Sólo algunos toques de rojo sobresalen, como el del llamativo vestido asimétrico que podéis ver en la foto.

Las botas altas, por encima de la rodilla, las mosqueteras, siguen estando de moda para Frida Gianninni, que las presentó en toda la gama de colores de su colección (en gris, marrón, beige, negro…) y en ante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *