La tendencia en joyas: equilibrio entre dulzura y contemporaneidad

anillos-de-oro
Hay una joya para cada mujer, independientemente de su edad, su estilo y su historia. E incluso se pueden mezclar varios estilos en un mismo look. En la diferencia está el gusto. Forma parte de la tendencia actual: podemos mezclar oro blanco con oro dorado, lucir varios anillos en una misma mano, varios pendientes o llevar más de dos collares para llevar looks llenos de personalidad. Para localizar todas las piezas que deseemos tenemos a nuestro alcance un inmenso catálogo de opciones en la red.

Joyería online donde poder bucear en un mundo de opciones como las de la marca de joyería especializada en oro de 9 kilates Bea Soldado. Joyas de oro de alta gama a precios para todos los bolsillos con unos diseños arriesgados pero sumamente elegantes y juveniles, dignos de llevarse en cualquier situación. Ese es el espíritu de la mujer actual.

Eternos diamantes

Las joyas con diamantes están inspiradas en las que llevaban nuestras abuelas pero están modernizadas a los estilos actuales para que puedan ser el regalo perfecto para cualquier mujer sin importar la edad. Los diamantes tienen una esencia mágica con mucha simbología.

Las piezas de joyería son siempre objetos muy preciados, bien sean como un regalo especial bien para darse un capricho, teniendo presente que se trata de piezas que van a permanecer mucho tiempo con nosotros.

Los diseños de tamaño XL se instauraron entre nosotros hace varias temporadas y la tendencia actual es a hacer combinaciones entre estos diseños y piezas más pequeñas. La moda va más encaminada al minimalismo a pesar del tamaño. Cada joya es diferente y ese carácter único hace que destaquen incluso aunque se lleven en combinación con otras. Una joya es favorecedora en cualquier caso y es ese detalle que puede mejorar cualquier look.

Lo que está claro es que cuando se trata de joyería debe premiar la calidad a la cantidad, y hay que tener un fondo de joyero con accesorios finos que se adapten a cualquier situación, ya sea un look de día o de noche, un evento especial o una cena con amigos. Lo ideal es hacerse con piezas que tengan un sentido, para que no se conviertan en una más en el joyero. La clave está en elegir por ejemplo un colgante que logre destacar por sí mismo porque nada le hace competencia.

Los diseños más clásicos se modernizan

Hay joyas para todas las edades y estilos, y lo más importante es que no hay una edad para las joyas ni por edad temprana ni por edad madura. Cuando una pieza es elegante y contemporánea se adapta fácilmente a cualquier estilo.

Las piezas más clásicas nos van a durar toda una vida si las cuidamos bien y lo mejor es que nunca pasan de moda. Para su cuidado se aconseja limpiar las piezas con relativa frecuencia simplemente con un paño seco de algodón y guardarlas en joyeros donde estén preservadas de mezclarse y poder estropearse con el roce de unas con otras.

Lejos de ser las grandes olvidadas

Las joyas que están ahora a la cabeza de la tendencia recuerdan a los diseños de los años 20, destacando los pendientes en cascada o con pequeñas circonitas pero siempre con el oro como protagonista.

En definitiva, al pensar en los complementos al vestirnos es un error planificar solamente los zapatos o el bolso y olvidarse de que las joyas tienen un papel esencial en cualquier estilismo, y hemos de elegir cuál encaja mejor con el momento de entre las opciones de nuestro joyero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.