Maxicollares para todas


Están de moda, pueblan los desfiles y en las tiendas los hay de todo tipo de materiales, diseñadores, colores y precios. Acompañados de un little black dress, el clásico traje de cóctel negro, hacen un dúo perfecto para casi cualquier ocasión.

Pero… ¿qué maxi collar elegir? ¿cómo y cuándo llevarlo?

En primer lugar, elige el que más te guste, si lo prefieres que dé varias vueltas al cuello, que sea de bisutería, o de plata, de estilo étnico o con lazos y cintas de seda. Todo vale.

Si tienes el cuello largo y fino, elige cualquier modelo. Si tu cuello es un poco grueso, evita los collares que dan varias vueltas al cuello, te resultarán incómodos y no quedará bien. Si eres bajita elige los collares más largos y finos que estilizarán tu figura. Si quieres ocultar las arruguitas del cuello opta por collares tipo gargantilla.

Para el día lo más adecuado son los collares gruesos y cortos, cuyo color contraste con tu camisa o jersey de un solo tono. Una opción perfecta es pantalón pitillo o falda tubo con jersey de cuello alto y sobre éste un collar grueso y poco pegado al cuello.

Por la noche puedes ser más atrevida, combinar varios collares de distintas larguras o llevar un collar estilo gargantilla en tonos dorados o plateados sobre un generoso escote si vas a un evento glamouroso.


El maxi collar es, de por sí, un complemento recargado y llamativo. Así que cuando lo luzcas no lo complementes con otras joyas XL. Nada de pendientes grandes. Si te apetece llevar pulseras o anillos, cuidado con los colores, intenta que complementen al collar y que sean discretos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *