Rooney Mara: antes y después


La nueva it girl tiene un rostro cándido y grandes dotes de interpretación. Su nombre es Rooney Mara y protagoniza el remake estadounidense de la trilogía Millenium. Ella da vida a la intrépida hacker Lisbeth Salander, papel con el que está cautivando a la crítica.

En la alfombra roja y en los photo calls, Mara enamora ahora a las cámaras con su estilo de líneas minimalistas y corte globo, que disimula su delgadez y resalta sus formas, marcando bien los hombros para que queden a la misma altura que las caderas. En las galas menos formales opta siempre por vestidos cortos de cockteil, con los que enseña sus bien contorneadas piernas, todavía más largas gracias a unos vertiginosos tacones.

No es amante de los estampados, sino de colores vibrantes que van desde el verde esmeralda al rojo rubí, pasando siempre por el elegante negro. De entre sus diseñadores favoritos, cualquiera de alta costura. Pero si Mara destaca por su elegancia, lo realmente increíble de su estilo es el gran cambio. Tiene 27 años y antes siempre vestía con lo que ella describe como “prendas muy femeninas”. Después de interpretar a Salander, utiliza ropa “más masculina” (pantalones vaqueros y amplias camisetas). Sin embargo, se transforma en toda una mujer en la alfombra roja.

Una mujer que desde que se cortó el pelo y se lo tiñó de negro por exigencias del guión, muestra su palidez y sus ojos azules con más precisión. Su rostro y su cuerpo se convierten en un lienzo en el que, con un vestido también fuerte, es capaz de hipnotizar. Quizá ahora, con su nuevo look y su nuevo armario se convierta en algo más que una it girl: en una estrella con futuro. Ya que Mara no ha empezado ahora a actuar, la pudimos ver en la pelígula La red social, donde interpretaba a la ex novia del creador de Facebook. Ahora está gratamente irreconocible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *