El vestido de Lourdes Montes en su boda con Fran Rivera


La de Francisco Rivera y Lourdes Montes ha sido la boda de la temporada y uno de los eventos del pasado fin de semana. Era la segunda vez que el torero se casaba y la primera en que lo hacía su joven, ahora ya, mujer. A pesar de que fue un enlace civil -él aún no tiene la anulacion matrimonial de Eugenia Martínez de Irujo- el estilismo era el propio de una boda por la iglesia, por todo lo alto.

El vestido de la novia se esperaba con gran expectación. Ella había reconocido que lo había diseñado y que la firma Pronovias Atelier fue la encargada de convertir su idea en realidad. Ella lo ideó hace 10 años, cuando era una adolescente que aún no había llegado a la mayoría de edad. Quizás por eso no se parece a nada de lo que pudiéramos esperar, con un diseño más propio de los años 90 que del presente 2013.

Lo que más destaca del modelo es que era de manga larga, a pesar de que la pareja se casó en septiembre en Ronda, Málaga, y las temperaturas recomendarían más bien un vestido sin mangas. Tanto las mangas como el cuerpo estaba realizado en encaje y con escote en forma de uve. La falda, en forma de trapecio llegaba a transparentar, según las fotos que se filtraron el mismo día de la boda y en las que se veía un gran ramo en tonos morados. Para verlo con mayor detalle habrá que esperar al próximo jueves, en la exclusiva que publicará “¡Hola!”.

Las chisteras y los invitados

Si curioso fue el vestido, que parecía quedarle un tanto amplio a la novia, las accesorios de la cabeza también fueron destacados. Casi todos los invitados llevaban sombrero, en el caso de ellos, y chistera en el de ellos, que lucían caché.

Entre las cerca de 400 personas que asistieron al convite destacaron el hermano del novio y su novia. Eva González, con un vestido entallado por la rodilla y en tonos pastel lucía hermosa con una gran pamela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *