Vuelven las tallas grandes


No es ningún secreto que nuestra cultura adora la delgadez y, muchas veces, equipara el estado demacrado con la belleza. Tampoco en ningún secreto que cada vez, más parte de la población está sucumbiendo a la “obesidad“. Cómo en la mayoría de las cosas, lo mejor es encontrar el punto medio. Al haber este aumento en el peso, la mayoría de los diseñadores se han visto obligados a diseñar ropa para mujeres y hombres más “grandes”.

Hace sólo sesenta años que la delgadez se convirtió en el estándar de belleza. Este cambio comenzó en EE.UU. Durante la década de los 50, todavía las mujeres debían tener unas curvas considerables para que fueran mucho más atractivas. Si miras fotos de 1900 podrás ver las sorprendentes formas de femineidad que reinaban por aquel entonces. Lilly Langtry, considerada la mujer más bella de su época, pesaba alrededor 82 kilos. Las Chicas Gibson (1915) aumentaron su popularidad (fuera de los escenarios) gracias a sus imponentes traseros. Un gran trasero era considerado una joya.

Algunos teóricos feministas, señalan que la demanda de la delgadez de la mujer llegó cuando las mujeres empezaron a “revolucionarse”: píldora anticonceptiva, vivir solteras, divorciarse sin tantos problemas, trabajar, etc. En la actualidad, el 60% de las mujeres estadounidenses presentan tallas de las denominadas grandes. ¿Es posible que los tiempos de la belleza femenina estén volviendo a ser más grandes?

La ropa de tallas grandes ya no se basa en una simple camisola ancha y unos pantalones de goma negros, ahora se pueden elegir sexys camisas con pantalones de corte muy elegante.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *