Lo que no hay que llevar al gimnasio


La gente que dice “bah, yo para ir al gimnasio me pongo cualquier cosita” hay que decir que… ¡miente! Todo el mundo se piensa antes de ir qué modelito se va a poner y es que hay que tener en cuenta que al gimnasio vamos a acabar con los antiestéticos michelines o a mantener la “tableta de chocolate” que ya tenemos, luego por una razón o por otra queremos que la ropa que llevamos nos siente lo mejor posible. Sin embargo, a pesar de este empeño por ir bien al gimnasio a veces cometemos errores de estilismo.

Lo primero de todo: al gimnasio no hace falta ir patrocinado. Es verdad que hay que elegir buenas prendas para hacer ejercicio físico, pero eso de llevar una cosa de Nike, otra de Adidas, otra de Rebook, Roxy, etc., no es necesario. Sobre todo si eres de los que duran un par de sesiones en el gimnasio y luego no vuelves, te habrás gastado un dinero absurdo. Otra cosa que no puedes llevar, y en esto sí que debes invertir dinero, es unas zapatillas malas. No puedes ir con las deportivas que llevabas al instituto que encima te hacen daño en el dedo gordo. Las zapatillas de deporte son muy importantes porque corrigen la postura del cuerpo y reducen el impacto. Elige unas zapatillas de una buena marca y que sean especiales para el deporte que vas a realizar.

Si vas al gimnasio olvídate de los oros y los adornos. Nada de llevar colgantes, pulseras, pendientes… Seguro que estás muy mona pero: uno, con la ropa de sport no pegan y dos, pueden provocarte reacciones alérgicas con el sudor. El sudor también puede jugar una mala pasada si llevas camiseta blanca. Parece que una camiseta blanca de algodón es lo más básico y queda bien para hacer deporte, pero en realidad el sudor irá formando unas antiestéticas manchas amarillas en las axilas y si sudas mucho puede transparentar. Mejor opta por tejidos transpirables.

Para los hombres: por favor, no llevéis pantalones cortos si vuestros ejercicios van a consistir en tumbaros y levantar las piernas, puede ser que enseñéis más partes de vuestro cuerpo de las que os gustaría… Mucho mejor unos pantalones largos. Si no os atrevéis con la lycra, unos de algodón y listo. Para las mujeres: no llevéis al gimnasio quince mil cosas inútiles. Con la ropa de deporte, una toalla para ducharos y un neceser basta. Para todos: no llevéis al gimnasio vergüenza, y lucir vuestros atléticos o fofos cuerpos con alegría, lo mejor es acudir al gimnasio a olvidarse de los complejos y a pasar un buen rato.

Consejos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *