Bolsos según la forma del cuerpo


Como ocurre a la hora de elegir cualquiera de los elementos que componen tus looks de cada día, los bolsos también cuentan a la hora de favorecer tu silueta.

Sí, porque a pesar de que la mayoría solo nos fijamos en que el artículo en sí tenga un diseño que nos guste o que combine a la perfección con nuestro fondo de armario, las dimensiones, el corte o la longitud serán los factores que determinen si un bolso es más o menos recomendable para cada una de nosotras.

Largo, corto, grande, pequeño, de asas, cruzado… ¿Cuál es el tuyo? Descúbrelo con los consejos que te dejamos a continuación.


La clave es buscar aquél bolso que ayude a equilibrar las distintas partes de tu cuerpo siempre en función de tus formas. Algunas buenas ideas son las siguientes:

Mujeres delgadas: Lo mejor es que ganes un poco de volumen corporal gracias a bolsos de gran tamaño, aunque siempre sin pasarte de grande puesto que podrías perder el equilibrio y las proporciones… ¡Que no parezca que el bolso te lleva a ti!

Mujeres rellenitas: Los bolsos demasiado pequeños podrían resultar algo ridículos además de hacerte parecer todavía más voluminosa, pero los grandes añadirían a tu cuerpo un volumen que quieres evitar a toda costa. ¿La solución? Los bolsos de tamaño medio.

Caderas anchas: Si quieres disimular tus llamativas curvas de guitarra los bolsos de asa corta son un gran aliado, pues ayudarán a equilibrar el cuerpo ganando volumen en la parte superior del tronco.

Caderas estrechas: Si tu tronco es más ancho que tus caderas debes hacer todo lo contrario que en el caso anterior, pues los bolsos más anchos y largos a la altura de la cadera (los cruzados, por ejemplo) te harán ganar centímetros a nivel visual.

Analízate, determina cuál es tu bolso ideal… ¡Y olvídate de todos aquellos que no te favorecen!

Bolsos, Consejos,
>

También te puede interesar...

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *