Chiconomic, un estilo que nace de la crisis


Parece que los mercadillos vuelven a estar de moda. Lo ostentoso, caro o de marca ya no se lleva. La clase media se ha vuelto un poco más pobre y la moda se ha visto afectada en favor del modelo recesionista o chiconomic. Quienes acuden a tiendas de menos prestigio descubren el placer de encontrar gangas y adquirir un traje por 60 euros en lugar de 600.

Zara, Top Shop o H&M son sitios donde ser puede encontrar una prenda que cumpla los cánones de la temporada y a buen precio. Con la crisis, ya no está de moda que las grandes firmas, como Chanel o Gucci, muestren los logos en sus prendas.

Las costumbres cambian y ahora los hombres y mujeres que solían gastarse grandes cantidades de dinero en ropa ya no les parece muy ético, aunque lo tengan. El derrochar no está de moda, no es el momento de comprar por capricho.

Los famosos también notan la crisis, en eventos de alfombra roja podemos ver a celebrities vestidas con vaqueros y en eventos más informales, vestidos de noche o esmoquin mucho más sencillos. Recuerda que arreglarse no quiere decir ponerse un vestido de Chanel, sino ir con complementos, peinado y maquillaje acordes con tu cuerpo y estilo.

Tendencias,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *