Cómo evitar las rozaduras con el calzado

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

rozaduras
En verano llega el cambio de zapato cerrado a zapato abierto, llegan las bodas y celebraciones en las que nos ponemos un calzado que nunca llevamos… Y llegan, también, las tan odiadas rozaduras. Hoy vamos a ver cómo evitar que aparezcan a través de fáciles trucos que te enseñamos a continuación. Que nada te impida lucir unos pies llenos de estilo y elegancia. ¡Y sin dolor!

Crema hidratante en el interior

Una manera de ablandar un calzado que sea más duro y que vayas a estrenar, por ejemplo, en una boda y no te hayas puesto todavía, es poniendo un poco de crema hidratante por las costuras, bordes e interior del zapato. Será más sencillo que así se amolden al pie. Eso sí, que penetre bien para que no queden marcas blancas. Si lo complementas con unas bolas de papel de periódico un poco húmedas en su interior y lo dejas reposar unos días el zapato se abrirá un poco y será más cómodo.

Abrir la horma

Quizá el daño que te hace el zapato es porque la horma es demasiado estrecha. Para solucionarlo puedes visitar al zapatero y durante unos días puede ir trabajando el calzado para que tenga una mayor anchura y no te apriete ni te haga rozaduras.

rozaduras 2

Zapatos al congelador

Otro truco para que el zapato se ensanche un poco y no te roce es meterlo en una bolsa de congelador, llenarla hasta la mitad de agua y cerrarla. La metes al congelador y al aumentar el tamaño del agua congelada el zapato cede un poco y se maneja mejor. Póntelo nada más sacarlo para que adquiera la forma de tu pie. Y comprueba que el tejido del calzado puede aguantar esa humedad.

Productos especiales

En el mercado encontrarás cremas que protegen el pie creando una película que logran que la piel se dañe menos. Las tiritas no evitan las rozaduras pues te protegen sólo durante los primeros minutos…

Los pies

Además de poner crema al zapato, no te olvides de hidratar tus propios pies. Si pones crema hidratante o vaselina en los lugares donde preveas que más te va a rozar el pie estará más preparado para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *