Las zapatillas Converse siempre están de moda


Cierra los ojos. Piensa en cualquier celebrity. ¿Crees que vuestros armarios jamás podrán tener algo en común? Error. Seguro que tienes unas zapatillas All Star Converse. Sí, sí, las Converse de toda la vida. Poco importa el color o si es el último modelo, no hay ninguna actriz, cantante y modelo que se precie que no se calce unas Converse para ir cómoda al supermercado o a dar una vuelta por su barrio. Es lo que tienen estas comodísimas zapatillas, que convierten tus pantalones vaqueros y la socorrida camiseta blanca en un look cool.

Desde Penélope Cruz a Jennifer Aniston, de Diane Kruger a Lindsay Lohan. Todas y cada una, unas conocidas por su elegancia y otras reincidentes de las listas a las peor vestidas, se calzan estas zapatillas que cada temporada se reinventan con pequeños detalles.

Pero repasemos un poco la historia. Las All Star nacieron en ¡1908! de la mano del empresario Marquis Mills Converse. Una década después, las zapatillas saltaban a las canchas de baloncesto de Estados Unidos como las primeras zapatillas de alto rendimiento. De ahí, al estrellato.

Ahora mi historia: en el instituto empecé a llevar clones de Converse. Luego las borré de mi vestuario, hasta que a los veinte años las recuperé y me calcé mis primeras y reales Converse. Desde entonces, no he dejado de usarlas y cuando se rompe un par, espero a las siguientes rebajas para hacerme con otro. Ahora mismo tengo unas grises con cuadros que quedan genial con mis vaqueros y cazadora azul.

¿Un capricho? Las Converse que los diseñadores finlandeses Marimekko han realizado como colaboración para la empresa estadounidense, con sus grandes flores de intensos colores. Un atrevimiento para un minimalista diseño que queda de cine con unos jeans y una camiseta lisa. Y una forma de dar una vuelta a tu look sin que apenas se note, pero con grandes resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *