Ropa cada vez más inteligente


La moda ya no sólo es cuestión de estética, ahora también puede ser inteligente. Existen todo tipo de prendas que pueden cambiar tus estados de ánimo, desde elevarte la moral o calman el estrés, hasta mantener la temperatura corporal o repeler los mosquitos. Es el nuevo concepto de ropa inteligente, se trata de una novedosa forma de vestirse que une el diseño y con la tecnología para vivir mejor.

Fusionar tecnología con diseño, con el fin de crear prendas que faciliten la vida a las personas que las lleven puestas. Son vestidos con tecnología puntera que permiten personalizar la ropa, conservar el medioambiente y encontrar el bienestar personal. Pueden estar basadas en la aromaterapia para potenciar el sentido del olfato y crear estímulos que vayan directamente al cerebro, incluso existen prendas en las que se incluyen microcápsulas con esencias naturales que, en el momento de vestirlas, despliegan todos sus beneficios.

Por ejemplo, triunfan los trajes de novia con aroma a vainilla o jazmín, ya que calman los nervios y relajan, lo que permite disfrutar de la ceremonia con especial serenidad. El aroma de la fresa y el de la manzana ácida se suelen utilizar en prendas de consumo diario como camisetas, pantalones o camisas, para estimular los ánimos decaídos y alegrar el día.

Por otro lado, empleando la tecnología del plasma y mediante un proceso completamente ecológico, también se han creado prendas antimanchas o que repelen la lluvia y cualquier líquido. Son prendas además de aportar seguridad, evitan que se laven continuamente, proceso que contamina los ríos y la naturaleza en general.

Pero lo mejor de todo son las prendas antiestrés. No se trata de diseños con masajes incorporados, sino de prendas con microcápsulas de antiestáticos que evitan que las mujeres se carguen de la energía electroestática que desprende el teléfono móvil o el ordenador, permiten controlar mejor los nervios y poder realizar las actividades diarias de una forma más calmada.

Las prendas antimosquitos disponen de un producto repelente encapsulado en las tramas del tejido que consiguen desviar las molestas picaduras. Con el PCM (Phase Change Material) microencapsulado en abrigos y chaquetas permite coser prendas que mantienen la temperatura del cuerpo tanto en verano como en invierno, incluso se ha probado en las condiciones climáticas más adversas.

También encontramos muy curioso vestidos con pintura fosforescente, que absorben la energía de los rayos ultravioletas y emiten luz en la oscuridad, para diseñar vestidos de novia. Con el paso del tiempo, las ventajas de la tecnología en la moda van desapareciendo de los tejidos, pero esto es solo el principio.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *