Vestir de negro


El negro es uno de los colores básicos por excelencia. Es el color que ofrece el aspecto más elegante. En un principio era un color demasiado “oscuro” ya que se utilizaba la mayoría de las veces para mostrar el luto tras un fallecimiento. Pero con el paso del tiempo su utilización ha sufrido una gran transformación y es un obligatorio de cualquier fondo de armario. Pero como todo color, debes saber cuándo llevarlo, donde y como. Aquí tienes algunos consejos que te pueden ayudar.

Evita el algodón 100%: el algodón tiende a desaparecer con el tiempo o a transformarse en una pelotilla. Además de hacer que el color dure más tiempo y tenga un brillo más elegante, el algodón con lycra o el algodón con otro material como la viscosa, dará más fuerza a la prenda y encogerá menos.


Preocúpate por las combinaciones de color: aunque creas que todo va bien con el negro, esto no es así. Intenta aportar una nota de color a tu combinación para así poder resaltar partes de tu cuerpo. Si decides ir completamente de negro asegúrate que los negros coinciden y que no hay diferencias por desgaste entre una prenda y otra.

Vigila el lavado de las prendas: debes poner el programa adecuado en tu lavadora para que las prendas no pierdan rápidamente el color. Si lavas una prenda por primera vez, empápala con vinagre ya que esto ayudará durante el lavado para que no pierda el color.

Combina bien tus accesorios: recuerda que siempre debes mantener tu elegancia natural. Puedes llevar un elegante bolso o unos zapatos de tacón alto que estilizarán más tu figura.

Ropa femenina,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *