Con (mini) faldas y a lo loco


De tubo, hasta los pies, de vuelo, en evasé… Hay decenas de modelos de faldas, pero hay una que es la más triunfa sin duda: la minifalda. Desde que Mary Quant le diera unos cortes a la falda tradicional bastante por encima de la rodilla, la minifalda se ha convertido en una prenda muy sexy que debe estar en el armario de toda mujer. En verano son comodísimas, pero son ponibles en cualquier estación. El próximo otoño van a seguir siendo un must have de la temporada para llevarlas con botas altas. ¿Quieres saber un poco más de la historia de esta prensa épica?

El modisto francés André Courrégues quiso adjudicarse el invento, pero finalmente fue la diseñadora galesa Mary Quant quién se llevó la palma y a quien se le atribuye el fabuloso invento. Fue en los años 60 cuando Mary Quant, paseando por la calle Kings Road de Londres (una de las más famosas de la moda) se le ocurrió hacer una falda corta inspirándose en el coche mini cooper que también estaba de moda por entonces. La minifalda se popularizó gracias a la revista Vogue y a mujeres como Nancy Sinatra, Audrey Herpburn o Brigitte Bardot que empezaron a utilizarla. Sólo fueron 15 centímetros por encima de la rodilla pero fue toda una revolución y muchos lo consideran un auténtico símbolo de la revolución sexual de la mujer. Para otros muchos, la minifalda es el segundo mejor invento de la humanidad después de la rueda.

El 10 de julio de 1964, Mary Quant presentó la minifalda en medio de su colección de verano. Después lanzó los minishorts o hotpants. A pesar de las críticas, incluso Coco Chanel alegó que la rodilla era la parte menos atractiva del cuerpo y no había que enseñarla, Mary Quant se empeñó en seguir con su invento dándole diferentes formas y colores. Contestó a Coco diciendo que “una mujer es tan joven comosus rodillas”. En 1966 la Reina Isabel II le condeció a Mary Quant la Orden del Imperio Británico y ella fue a recogerlo, como no, con una minifalda. La moda de la minifalda saltó las fronteras y llegó a nuestro país donde no estaba muy bien vista. No en vano cantaba Manolo Escobar eso de “no me gusta que a los toros te pongas la minifalda…”. Sea como sea, todas las mujeres se sumaron a la tendencia minifalda y hasta hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *