El estilo de Katie Holmes


Cuando, en 2005, saltó la noticia de su noviazgo con el actor Tom Cruise, Katie Holmes se convirtió en un rostro habitual de los front rows más prestigiosos. Tímida frente a los fotógrafos, parecía refugiarse tras su novio, al que nunca soltaba de la mano.

A través de Tom, conoció a David y Victoria Beckham, con quien forjó una buena amistad. Es más, pronto la esposa del astro del fútbol se convirtió en inseparable de Katie. Fiestas, desfiles de moda… Ambas, siempre juntas allá donde iban. Poco a poco, la actual señora Cruise fue modificando de estilo y atreviéndose con nuevos looks, seguramente aconsejada por su amiga.
De hecho, en cada aparición pública, la influencia de Victoria quedaba patente. Incluso cuando la actriz cortó su larga melena, lo hizo tal y como lo llevaba su amiga.

Ahora, ya no la acompaña tanto su amiga en sus apariciones públicas, en las que, por otra parte, ha puesto de manifiesto un toque cada vez más personal en su estilo. Eso sí, no se resiste a las últimas tendencias, aunque no cae en las excentricidades con las que se atreve Victoria. De hecho, por ejemplo, cuando acompaña a su hija, Suri, en los paseos diarios, deja a un lado los altísimos tacones que luce en las fiestas para calzar una cómodas bailarinas. Todo lo contrario que la esposa de David que no se resiste a bajar de sus ‘stilettos’ en todo momento.

Trajes de noche ligeramente entallados, pero sin ceñirse en exceso; looks de estilo ‘retro’ en los estrenos, cuidados maquillaje… Ahora, se enfrenta a los ‘flashes’ fotográficos con una confianza y un estilo incuestionables.

Sin embargo lo que más destaca de su estilo es el look casual: vaqueros boyfriend con los puños vueltos, bailarinas y maxibufandas. Toda una lección de estilo sin excentricidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *