Flores en el pelo


Como dice una canción hippie “If you’re going to San Francisco, be sure to wear some flowers in your hair” (si vas a San Francisco, lleva flores en el pelo). Pues bien, no hace falta ir a San Francisco para adoptar esta idea a nuestros looks de fiesta.

Ahora que estamos en Navidad se presentan muchas ocasiones en las que lucir nuestras mejores galas. Si quieres destacar rígete siempre por la búsqueda de la elegancia y por supuesto del estilo que más favorezca a tu rostro.

La decisión del peinado depende en gran medida del tipo de cabello, si es liso u ondulado, si tenemos una melena larga o el pelo corto, (aunque en este último caso siempre podemos ayudarnos de unas extensiones). Una vez decidido el peinado, es habitual añadir algún adorno como por ejemplo las flores.

Podemos utilizar las flores para adornar y a la vez componer un peinado y es que la flor, además de un accesorio decorativo, nos puede ayudar también a sujetar el pelo de un modo concreto. Podemos colocar varias flores pequeñas intercaladas entre el cabello, que suelen formar parte de horquillas que se pueden utilizar en la elaboración de un recogido o semirrecogido. También podemos colocar una única flor más grande de lado, tanto en recogidos como con el pelo suelto.

Otro detalle importante es el material del que deben estar fabricadas las flores y su color, podemos optar por flores de joyería o bisutería, confeccionadas con plata u otro metal y pedrería, o por flores más naturales, de tela de colores intensos, la decisión en este caso depende del vestido, para vestidos de color, es mejor el uso de flores neutras o combinadas con el tono, para vestidos blancos o crudos, es ideal una flor de una tonalidad intensa que destaque y de un toque de alegría al conjunto.

En mi opinión las flores más bonitas siempre serán las naturales: las orquídeas, un clásico, son increíbles para recogidos bajos, y melenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *