Las Dr. Martens vuelven (o nunca se fueron)


Las botas militares se están poniendo de moda. Parecía que estaban relegadas a los ambientes roqueros y de grupos de skinheads, okupas y otras tribus urbanas. Pero últimamente las llevan muchas celebrities: Miley Cyrus, Rihanna, Kate Moss…
Ello coincide con el auge de la moda militar en las pasarelas de esta primavera-verano 2010.

Si tenemos que hablar de botas militares, está claro que la marca por excelencia es Dr. Martens, aunque eso no quiere decir que sean las mejores.

El doctor Klaus Maertens, que participó en la Segunda Guerra Mundial, se torció un tobillo mientras esquiaba en los Alpes. Por aquel entonces, las botas militares eran de un cuero durísimo, no os lo podéis imaginar (bueno, quienes se han calzado unas Iturri ya sabrán de lo que hablo). Por ello, las botas del ejército no favorecían en nada al pie lesionado del doctor. Así que en 1945 diseño unas botas militares con un cuero mucho más flexible y con suelas con amortiguación de aire y se las fabricó para él mismo con el cuero hurtado de una tienda de curtidos (el hurto era algo muy normal en Alemania cuando acabó la guerra).

Años después, en 1947, el Dr. Maertens se reencontró con su amigo el Dr. Herbert Funck, quien al ver las botas quedó tan impresionado que le propuso abrir una empresa de fabricación de estas botas tan novedosas. Así, aprovechando el caucho desechado de los aeródromos de Luftwaffe, ambos amigos empezaron a fabricar estas botas.

Al principio las botas eran compradas casi en exclusiva por amas de casa mayores, por su comodidad, y tuvieron tanto éxito que en 1952 los dos doctores abrieron una fábrica en Munich. En 1959 el fabricante Giggs obtuvo la patente para fabricar estas botas en el Reino Unido; a Giggs el nombre Maertens no le gustaba demasiado, así que lo cambió por Martens. Inicialmente sólo las usaban los trabajadores británicos, pero con el tiempo diversas tribus urbanas las fueron adoptando como seña de identidad: skins, punks, roqueros… Muchos famosos las popularizaron todavía más, en los 80 y principios de los 90. Últimamente, las Dr. Martens estaban algo olvidadas, pero ahora vuelven con fuerza de la mano de la moda militar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *