Perlas naturales vs. Perlas cultivadas


Las perlas siempre han sido un símbolo de distinción y elegancia. Siempre que se habla de perlas nos acordamos de la mítica Audrey Hepburn en la película Desayuno con Diamantes.

Hoy día no se llevan las perlas de toda la vida, al menos no para la gente joven. Se combinan con lazos o charms para crear diseños más juveniles e informales.

En este artículo aprenderemos la diferencia entre perlas naturales y cultivadas.

Las perlas naturales se forman cuando un cuerpo extraño penetra al interior del cuerpo del molusco, el cual reacciona cubriendo lentamente la partícula con una mezcla de cristales de carbonato de calcio y una proteína llamada conchiolina, formando la sustancia conocida como nácar, que es la sustancia que forra la cavidad del animal. Al cabo de un período variable la partícula termina cubierta por una o más capas de nácar, formando una perla.

En el caso de las perlas cultivadas, el hombre interviene en el proceso.

Las primeras perlas cultivadas datan de finales del siglo XIX. El japonés Kokichi Mikimoto patentó una técnica para crear perlas redondeadas en 1916. Antes de esto tanto las perlas naturales como las cultivadas tenían distintas formas y tamaños. La técnica de Mikimoto permitió que el negocio de las perlas se consolidase.

Las perlas naturales crecen en un entorno no controlado. En las granjas de perlas se le inserta a la ostra el irritante y se controla el medio en el que vive, de esta manera se aseguran un producto de alta calidad.

Las perlas cultivadas suponen casi el 100% del total. La polución ha provocado una gran merma en la producción de perlas naturales, aún así todavía se pueden encontrar algunas en el Golfo Pérsico.

Existen pruebas científicas a las que se pueden someter las perlas para determinar su origen. Los rayos X y un examen con luz de fibra óptica pueden detectar pequeños puntos naranjas presentes en las perlas cultivadas. La variación de color está presente en las naturales (una misma perla puede tener distintas tonalidades).

Joyas,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *