Un abrigo rosa, tendencia de este invierno


En los últimos años hemos asistido a una tendencia cada vez más naif en el mundo de la moda. Al tiempo que encontrábamos propuestas radicales había otras que le hacían contrapunto resultando de lo más ñoñas. En la actualidad se ha llegado a un punto de entendimiento entre ambas, encontrando una propuesta intermedia capaz de convencer a un amplio público. ¿De qué otro modo nos plantearíamos vestir un abrigo rosa? Pues esa es una de las tendencias de esta temporada.

Un abrigo rosa, hace un tiempo, sería visto como una tendencia infantil o propio de ciertos movimientos ultra femeninos de los países asiáticos. Sin embargo, este invierno es prácticamente en cualquier armario de toda aficionada a la moda que se preste. Se puede encontrar con diversos materiales, cortes y gamas de color, a fin de abarcar prácticamente todos los gustos.

El modelo que más solemos encontrar es una abrigo de corte militar, recto, con solapas y en un rosa un tanto pálido. No resulta demasiado llamativo y, además, resulta fácil de combinar. El rosa palo va prácticamente con cualquier gama cromática que se nos ocurra, aunque es recomendable huir de los rojos o los tonos flúor.

En función de cuánto querramos arriesgar con nuestro outfit se puede ir elevando el tono de rosa, hasta llegar prácticamente a un rosa fluorescente o fucsia fuerte que está presente en algunos de estos abrigos, aunque es cierto que es más propio de prendas cortas tales como americanas.

Abrigos de pelo

La propuesta más arriesgada de abrigos rosa es probablemente la que aparece en la foto de aquí encima y reservada a niveles de excentricidad propios de Beyoncé. La cantante se atreve con un abrigo rosa de tonalidad fuerte y no duda en escogerlo de pelo.

Para las menos atrevidas se puede introducir el rosa en un abrigo pensado para los días de lluvia, como puede ser una gabardina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *