Biografía Jil Sander
Heidemarie Sander Jiline, más conocida como Jil Sander, es una diseñadora alemana que incorpora el ideal minimalista en la ropa de trabajo elegante. Lanzó su primera colección en 1973. Su fórmula de los trajes pantalón, camisa blanca perfectamente cortada y tejidos no adornados, con una paleta de blanco y negro, se han convertido en una tradición inspirada en la moda y con una clientela sumamente leal.

Lejos de la pasarela, Sander tiene una reputación de perfeccionista (incluso ella misma se describe con un “carácter obstinado”) que tiene perfectamente controlado cada elemento de su negocio. Al igual que su homólogo minimalista en los EE.UU., Calvin Klein, este método de control le ha dado notables resultados financieros, además de una rápida expansión de la compañía en otros ámbitos como el de los perfumes y cosméticos.

En el sector de la belleza empezó en 1979, y con la ropa de hombre en 1997. En el año 2000, Sander vendió el negocio a Prada, con la esperanza de seguir ampliando la gama de productos sin dejar de estar al frente del diseño. Un tiempo después comenzó a diseñar el belga Raf Simons, gurú de la moda masculina. A pesar de ser autodidacta y no tener experiencia en la ropa de mujer Simons fue ampliamente elogiado por los satisfechos clientes de Sander.

En 2012, la historia cambió, ya que durante la presentación de la colección otoño-invierno 2012 en la Semana de la Moda de Milán, se anunció que está sería la última temporada de Raf en la marca. Más tarde se supo que la diseñadora y fundadora Jil volvía después de estar varios años trabajando exclusivamente para Uniqlo.