2.55: El clásico de los clásicos


Colgando del brazo sólo de ricas y famosas, el bolso 2.55 de Chanel es todo un símbolo de lujo.

El icono de Chanel debe su nombre a su fecha de creación el 2 de febrero de 1955 (2.55) y hasta hoy, aunque ha sufrido algunas “actualizaciones”, sigue siendo el clásico de los clásicos.

Coco Chanel se inspiró para su creación en diferentes telas y pieles que habían marcado su vida. Dicen que el forro del bolso está inspirado en el uniforme del orfanato en el que Coco Chanel se crío, al igual que la cadena que es igual que las que portaban los conserjes de dicho orfanato. Su conocidísimo acolchado se inspira en las sillas de montar que veía en el hipódromo de Surenses en París.

Cuando salió al mercado fue todo un boom, ya que hasta ese momento los bolsos se caracterizaban por ser de “mano”. Coco reconoció la necesidad de que las mujeres tuvieran las manos libres e introdujo en la sociedad la cadena de correa que permitía llevar el bolso en el brazo y tener las manos libres para poder tomar champagne, comer canapés, lectura de los programas en el teatro, etc.


Cuando Lagerfeld llegó a la maison Chanel, lo rediseñó utilizando nuevos materiales y diferentes colores y además le añadió el famoso logo que caracteriza a Chanel (las dos C) en el cierre.

En 2005, por su 50 cumpleaños, volvió a reinventarse, creando modelos nuevos como por ejemplo el mini para el teléfono móvil. Está claro que el 2.55 se adapta al paso del tiempo sin perder nada de su estilo.

Algunas de las incondicionales del 2.55 son: Victoria Beckham, Mary-Kate Olsen, Nicole Richie, Lindsay Lohan, Sienna Miller, entre otras muchas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *