Colección otoño-invierno 2012 Alexander McQueen


La mayoría de los diseñadores crean ropa que se puede usar. Los usos que cada uno le de a esa ropa, está claro que son una elección personal: para ir al trabajo, para ocasiones especiales… pero ¿qué hacemos con diseños como los que ha presentado hace unos días Alexander McQueen? La gran mayoría de estas piezas nunca se usarán más fuera de una pasarela ¿no crees?

¿Quién puede gastarse un dineral en algo que no se puede llevar ni a una lujosa fiesta? No lo sabemos, pero seguro que hay alguien que los compra con intención de ponérselo alguna vez. Como piezas artísticas la inversión no está nada mal pero, para salir a pasear al perro, olvídate. Cuando Alexander McQueen estaba vivo, hizo alucinantes prendas de vestir que todavía recordamos y las cuales llegan a ser exhibidas en museos años después.

A pesar de que no podía vender sus creaciones las hizo parte de la historia. Sarah Burton, que tomó el relevo, tenía miedo de experimentar durante sus primeras temporadas en Alexander McQueen. Ahora se ha vuelto más audaz y sus diseños son cada vez más espectaculares. Su colección otoño-invierno 2012/2013 puso a sus modelos sobre la pasarela con vestidos y abrigos grandes realizados con plumas que dejaron boquiabierto a más de uno.

Con una variedad de colores que iban desde blanco al rosa pasando por el negro y el rojo, las piezas de Alexander McQueen representan una clara visión de un futuro no demasiado lejano. La diseñadora ha explicado que a pesar de que otras marcas muestran a sus seguidores un futuro sombrío y oscuro, ella en realidad lo ve con mucha luz y rebosante de felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *