El vestido camisero de invierno


El vestido camisero ha dejado de ser exclusivo del verano para adaptarse a nuestro fondo de armario de invierno. Incluso hay mujeres que aprovechan esos frescos vestidos estivales para utilizarlos también en la nueva estación combinándolos con jerseys o camisetas interiores de cuello vuelto y dejando así la posibilidad de abrir algún botón más del vestido.

Los colores son infinitos, pero esta temporada han llegado a las boutiques aquellos en los que predominan los cuadros al puro estilo “camisa de leñador”. ¡Lo que oís chicas!, los cuadros que en los ochenta creímos extinguidos de una vez para siempre… han reaparecido con muchísima fuerza en todas las formas y colores.

Si crees que tu vestido es demasiado corto, o se asemeja más a una especie de “camisola”, siempre puedes ponértelo por encima de unos leggings, y además así le quitarás formalidad. Mientras que con medias y zapatos de medio tacón será la prenda perfecta para ir a trabajar un día especial o a una fiesta “casual”. Pero fíjate en la modelo de la imagen y si quieres morir de glamour… cálzate unas súper botas cowboy para pisar fuerte por donde vayas.

Nosotros los hemos encontrado de manga larga y media manga en tiendas como Sfera, Massimo Dutti o Zara, y también los hay en colores lisos, con lo que deberás añadir un toque de color con alguna bufanda o una rebeca de un color que contraste. Sin embargo, en este último caso que el frío no le quite la gracia a tu vestido camisero. Por ellos deberás utilizar una que sea más bien estrecha y totalmente abierta para que así se pueda ver el cuello y los botones del vestido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *