Las más guapas de la fiesta Vanity Fair 2012


La actriz Elizabet Banks (Modern Family, Scrubs) puso la nota de sofisticación en la fiesta Vanity Fair de Los Angeles. La party más cool de la noche de los Oscar. Banks se enfundó en un Chadwick Bell de la colección otoño 2012 de plumas, topos, manga larga, tranparencias y cuello cerrado. La antítesis de lo sexy.

Normalmente, las actrices que han acudido a la gala de los Oscar se cambian de vestido y optan por uno más ligero y cómodo para poder tomarse unas copas tranquilamente. Pero las que no están nominadas, como Banks, apuestan por grandes joyas de la moda para dejarse ver y que las cámaras de los paparazzi las capten. Ella acaparó flashes, pero no fue la única.


Diane Kruger se enfundó un sexy Calvin Klein rojo cuyo escote hacía un juego óptico. ¿Es un sujetador o es el bandeau del vestido? Estaba espectacular, como siempre. Jennifer López optó por dos diseños de Zuhair Murad, uno en blanco para los Oscar y otro en burdeos para la fiesta. Dicen en la red que tanto escote acabó jugándole una mala pasada con un pezón díscolo…


Y de escotes, laterales y traseros, sabe bien la espectacular modelo Irina Shayk, novia del futbolista Cristiano Ronaldo. Increíblemente bella con este vestido dorado.


Cameron Diaz se cambió de modelo y optó por un sencillo Victoria Beckham para la fiesta. De color naranja. Por supuesto, Victoria vistió con un diseño propio. En gris y en escote palabra de honor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *