Las medias de moda


¿Hay algo más femenino que un par de medias? Pues no siempre fue así…

Durante la Edad Media, las calzas se fueron llevando cada vez más largas, hasta cubrir desde los pies hasta la cintura. Hasta el siglo XV sólo los hombres usaban calzas o medias; las mujeres al llevar vestidos, utilizaban el zapato con la pierna y los pies descubiertos.

Antiguamente las medias finas se tejían con seda pero al descubrirse el nailon y cortarse el suministro del seda de Japón en la Primera Guerra Mundial, se extendió el uso de medias de nailon. Que tampoco duraron mucho, ya que en la Segunda Guerra Mundial la producción de nailon se destinó a hacer paracaídas. Al restituirse la fabricación de medias las mujeres se abalanzaron para conseguirlas, cuatro millones de medias se vendieron en pocos días.

En los 50 Wolford empezó a elaborar las medias sin costura, aunque hoy en día se siguen fabricando algunos modelos con costura por motivos estéticos.

Entre las compras imprescindibles de este invierno no pueden faltar las medias de fantasía, adornadas con detalles como pequeños lunares, encaje, dibujos o medias de cristal. Si en años anteriores las medias de colores han triunfado, esta temporada hay más opciones entre las que elegir.

Otra posibilidad son las medias con encaje preferiblemente en negro o en colores oscuros para ganar en elegancia. El problema con estas medias es que tienden a engordar la pierna, así que hay que escoger las más sencillas si no tenemos las piernas finas.

Las medias más sexys son sin duda las que llegan hasta casi la ingle (aún más sexys si se acompañan de liguero), en lugar de los antiestéticos, aunque comodísimos, panties. Esta tendencia de las medias decoradas viene de maravilla con prendas tan de moda como los shorts y las minifaldas cortísimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *