Tu fondo de armario


Cualquier persona puede hacerse un buen fondo de armario que le permita estar ideal en cada ocasión. Recuerda que tu fondo de armario debe tener piezas muy variadas, desde las más clásicas a algunas muy modernas. Debes conseguir que tu armario se ajuste a todas las modas y necesidades.

Lo primero que hay que tener en cuenta al elaborar un fondo armario es de color. Escoge dos básicos. Estos colores básicos deben ser colores neutrales de forma que todos los conjuntos se puedan formar mediante esos colores. Los colores básicos más elegidos son el blanco y el negro, aunque también se utilizan mucho: marrón, gris, azul marino y beige. Una vez que hayas decidido los colores, puedes empezar las compras.


Compra piezas clásicas con estilo, que no pasan de moda. Es bueno tener al menos uno o dos trajes de alta calidad. A continuación debes elegir un par de pantalones que te permitan utilizarlos en diferentes ocasiones. Uno de ellos, al menos, debe ser negro. También debes comprar, si te gustan, un par de faldas. Intenta que sean de diferentes longitudes.

Una buena camisa blanca es imprescindible. Podrás combinar esta camisa con unos vaqueros o con un pantalón de vestir. A continuación elige algunas camisas que más se adapten a tu estilo. Puedes elegir alguna camisa con varios colores para poder combinarla con una falda o un pantalón negro. Compra algunos jerséys de diferentes estilos y tejidos, al igual que unas cuantas camisetas. Una camiseta bonita podrá ser utilizada hasta con traje. Piensa que adquiriendo entre 10-15 prendas básicas puedes formar entre 20-25 conjuntos diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *