Vestirse de rojo


Dentro de la diferente gama de colores de este otoño hay un protagonista absoluto, un ganador contundente que se cuela en las tiendas y hace que, cuando caminamos distraídas delante de un escaparate, nos volvamos a mirarlo una segunda vez. El rojo es el color de esta temporada, una explosión de feminidad y vitalidad para los días de invierno. ¿Ya sabes cómo llevarlo?

Total look rojo

La mujer de rojo entra en acción con un total look que lo abarca todo, desde abrigos a vestidos pasando por pantalones, zapatos y suéteres, sin olvidar los accesorios. Puedes combinarlo para lucir un total look o salpicar tu estilismo con toques de rojo que le aportarán luminosidad y frescura.

El rojo intenso y brillante se convierte en protagonista dejando a un lado tono opacos u oscuros y es que no hay nada mejor que el color para paliar los días grises del invierno. El rojo es una apuesta segura que favorece, independientemente de tu tez o de tu color de pelo.

Feminidad y sensualidad


Además, el rojo, es un color que siempre se ha relacionado con la sensualidad femenina y, en una temporada en que los estilos son un tanto rudos y agresivos, la vuelta de este tono permite lucir outfits más lady pero sin perder la fuerza de un look punk o masculino.

Los vestidos y los abrigos son la estrella y son perfectos tanto para un look de oficina como para una celebración especial. Los vestidos con un corte años cincuenta y los abrigos con un aire Jackie O permiten crear estilos versátiles al poder combinarse con una biker en el primer caso o unos jeans en el segundo.

Como siempre, si el color en las prendas es demasiado, apuesta por los accesorios. El calzado es una opción perfecta para dar color a un look sin exagerarlo. Unos stilettos de piel o ante combinarán con cualquier look pero, si aún así es demasiado, una pashmina será el complemento rojo perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *