Cómo lucir la pata de gallo

abrigo_mango
Un estampado clásico que vuelve con fuerza este otoño es la pata de gallo. Durante los noventa y por allá por el 2000 este estampado tuvo mucho éxito pero, en las últimas colecciones, parecía haber desaparecido. Este otoño los diseñadores lo rescatan para ponerlo de nuevo en las pasarelas y convertirlo en una tendencia que se adapta a diferentes estilos, como el estilo masculino por ejemplo, sin perder su esencia classy.

Inspiración sastre

La pata de gallo es un tejido que proviene de la tradición de sastrería escocesa, concretamente de la lana de las los Lowlands. Este diseño es muy característico pues se asimila a medios cuadrados blancos y negros que dan muchísima textura a los tejidos creando un efecto óptico de movimiento.

Aunque el color original es la combinación de blanco y negro, un binomio que funciona muy bien, hoy en día los diseñadores juegan con muchísimos tonos aunque parece que, esta temporada, el clásico vuelve a estar de moda y los cuadraditos blancos y negros son los protagonistas.

desfiles_gabanna_dior

En todas partes

Originariamente, este diseño se utilizaba sobre todo en los trajes sastre de hombre. Hoy se adapta a la evolución de la moda y se imprime en diferentes tejidos y prendas femeninas. Así, los diferentes estilos que colman las pasarelas de este otoño se empapan de esta tendencia.

El total look en pata de gallo es uno de los grandes protagonistas. Un traje de chaqueta, una falda y su americana a conjunto crean un efecto geométrico y un look nada discreto. Como toque de extravagancia, la pata de gallo puede aparecer en un top o un abrigo acompañando un total look negro. Más discreto y apto para todas. ¿Con cuál te quedas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *