Cómo vestirte para una boda


Una boda suele ser un compromiso social, una fiesta y la oportunidad para lucirse. Te vamos a brindar algunos consejos para preparar tu estilo para la ocasión, un casamiento bien lo merece.


Procura averiguar si los invitados irán muy formales. También puedes deducirlo a partir del lugar donde se hará la fiesta.


Analiza tu relación con la pareja que celebra el compromiso. Si es una relación laboral, es mejor pasar más inadvertida (viste colores oscuros). En cambio, si son amigos o familiares, podrás ser más osada con tu look. Tendrás más confianza para mostrarte tal cual eres ante la gente que conoces, en ese caso opta por colores blancos o más llamativos.


Es importante tener en cuenta el clima que habrá para esas fechas, especialmente para escoger el abrigo y el calzado adecuado. Una buena opción son las botas, ya que siempre visten y sirven para afrontar el frío o la humedad de cualquier sitio que se precie celebrar el acto.


Los vestidos largos suelen ser la mejor opción por la elegancia, puedes pensar en otros tipos de conjuntos, como faldillas o pantalones con algún detalle vistoso. Pero ante todo lo importante es cómo lo combines. Eso marcará tu estilo más personal.


Para dar el toque final a tu imagen, puedes buscar algunos accesorios como pendientes, gargantillas, anillos, pañuelos o fulares de diseño, los hay muy bonitos. Es mejor que sean del mismo color o material para darle una identidad más clara a tu vestimenta.


Finalmente algo que determinará tu presencia en la boda, estamos hablando del cabello es siempre un tema importante a la hora de asistir a cualquier fiesta. De todos modos si no tienes tiempo de acudir a la peluquería: el pelo alisado, un recogido sencillo o una bonita trenza constituyen opciones, donde una amiga siempre puede ayudarte a estar impecable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *