Elegir el traje de novio perfecto


A la hora de elegir el traje de novio debes tener en cuenta que ha congeniar con el vestido de la novia, por lo que nunca se deben combinar dos estilos diferentes. Está claro que nunca vas a ver el vestido de novia antes de la boda, pero sí que un familiar puede orientarte sobre si el traje que vas a elegir es adecuado o no. Toma nota de los siguientes consejos para elegir el traje de novio y que sea perfecto:

– Si quieres ir elegante tu mejor opción es el chaqué. El chaqué (con chaqueta “alargada”) siempre tiene el pantalón a rayas, camisa de cuello de paloma, gemelos, pañuelo y plastrón. En este caso permítete innovar únicamente en un elemento: el chaleco, donde puedes plasmar tu personalidad. No elijas este tipo de traje si tu boda es informal.

– Si deseas ir elegante pero también cómodo elige un esmoquin con chaqueta azul marino o negra, solapa en razo, camisa cuello de paloma con gemelos y fajín, aunque el protocolo señala que el esmoquin no es un traje adecuado para bodas. Si aún así quieres llevarlo, dale un toque de color y juego con el chaleco y el pañuelo.

– Utiliza el frac para bodas de muy alto standing y que se celebran de noche.

– En bodas civiles los trajes de novio son más de fiesta, mientras que en las ceremonias religiosas suelen ser trajes más formales. Así, si tu boda es más familiar o informal viste de traje o terno: es decir, un traje chaqueta habitual, pero complementado con una camisa de gala (con cuello de paloma con plastrón, pero sin bordados ni encajes), pañuelo, gemelos (si es posible de algún metal precioso), y alfiler de corbata. Estos últimos accesorios harán que el traje luzca más elegante y diferente al típico traje de diario.

– Aunque la boda sea informal es recomendable que no elijas trajes fuera de lo clásico, especialmente respecto al propio corte del traje, porque a veces buscando la originalidad se cae en lo ridículo. En los trajes, a no ser que seas alto, elige los mismos colores para el pantalón y la chaqueta, esto contribuirá a estilizarte. En verano puedes optar por trajes en colores más claros (grises marengo, azul noche), y tejidos más frescos (algodón, lino, lana fría).

– En cuanto a los complementos, es recomendable elegir un zapato cómodo, que te permita disfrutar del larguísimo día de la boda sin molestias, a ser posible de cordones, mucho más elegantes. Por último, el cinturón debe ser liso, de hebilla simple, y los calcetines oscuros y lisos, de seda o hilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *