Gafas ‘Nerd’, inútiles pero fashion


Nerd es una palabra muy de moda entre modernos y trendys pero ¿de dónde viene? El término nerd se empezó a usar en los años 70 y el primero que lo acuñó fue el filósofo Timothy Charles Paul que lo empezó a usar para describir a personas inteligentes con pocas o nulas cualidades sociales. Vamos, lo que viene siendo un empollón de toda la vida. El look de estos personajes estaba compuesto por camisas de cuadros, pelo repeinado y sobre todo unas enormes gafas de pasta (la miopía era inevitable al leer tantos libros…)

Sin embargo, el mundo de la moda, que siempre está ojito avizor de lo que pasa en el mundo y en las calles, empezó a darse cuenta de que la gente empezaba a interesarse por las cosas frikis y con el advenimiento de internet mucho más. Ese estereotipo de empollón marginado empezó a generar ternura y en Londres que siempre está a la cabeza de lo más trendy, hace un par de décadas, ósea en los horteras y divinos 80, la gente se empezó a disfrazar como nerds. Las rebequitas, la raya al lado con flequillo y las omnipresentes gafas eran imprescindibles. Era muy importante conseguir ese aire de lelo de los nerds pero sin serlo, la moda a veces es complicada.

Este estilo se ha vuelto a poner de moda, especialmente entre los llamados “modernis” esos que se ponen lo que dicte la moda aunque estén ridículos. Y que conste que no estamos llamando ridículos a los nerds, es un estilo entrañable y muy divertido. Y las grandes marcas lo saben. Si al principio podía ser una tendencia marginal, se amplió a todo el mundo desde que tiendas como H&M o Primark empezaran a vender grandes gafas de pasta tipo nerd.

Las gafas negras Ray-ban Wayfarer con cristales trasparentes (que no se os olvide que tienen que parecer las de estudiar) son las más clásicas de este estilo, aunque también las hay de colores para los más atrevidos.

Lo más gracioso y absurdo al mismo tiempo es comparte gafas de monturas enormes ¡sin cristales! En los mercadillos de Londres como Sunday Market o Camden es muy común encontrar gafas de este tipo por todas partes. Otra alternativa es pillarle a tu abuela unas gafas viejas que ya no use y quitarle las lentes. Una vez conseguido puedes lucir con orgullo tu look nerd y si lo complementas con la típica camiseta I Love Nerds ¡estarás total!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *