John Galliano gana la batalla judicial a Dior por su despido


La guerra abierta entre John Galliano y la que fuera su casa de moda, Dior, sigue abierta y parece que durará una buena temporada. De momento se ha resuelto la primera de las batallas, que ha dado la razón al polémico diseñador, que trabajó como director creativo de la firma francesa durante 15 años y fue despedido en 2011 por unos comentarios tildados de racistas.

Precisamente en ese aspecto el juez ha dado la razón al diseñador, al considerar que el despido no se realizó del modo adecuado. La empresa argumentó que Galliano era un colaborador más de la casa y no un empleado propio, pero los tribunales dan la razón al diseñador y lo hacen en base a los contratos firmados entre él y la empresa y también lo que le pagaba anualmente Dior.

Esto nos permite a los demás saber cómo se mueven los sueldos de los modistos más destacados del mundo, unas cifras desorbitadas que harían palidecer a cualquier. Galliano recibía de Dior un millón de euros brutos anuales, más una compensación de 672.000 euros y disponía de un presupuesto anual de 30.000 euros para vestuario y un extra para apariciones públicas que ascendía a 77.500 euros.


También se ha desvelado que por trabajar en su propia firma recibió un sueldo de dos millones de euros, más otros 70.000 euros destinados a sufragar su vestuario. Se trata de cifras ciertamente escandalosas, pero hay que tener en cuenta que son las que marcan a cuánto asciende la indemnización.

Declaraciones antisemitas

El despido de Galliano de Dior fue polémico, tanto como las declaraciones que forzaron que la empresa decidiera prescindir de sus servicios. Se hizo público un vídeo en el que el modisto, en un avanzado estado de embriaguez, insultaba a los judíos y declaraba su admiración a Hilter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *