Las mejoras imitaciones de sudaderas de colección


Decir que las sudaderas están de moda no es nada nuevo, mas bien todo lo contrario. Hace ya unos años que dejaron de ser ropa para el gimnasio y se convirtieron en algo que poder llevar con toda clase de looks. Y las grandes marcas de moda fueron de las primeras en ver el filón que este tipo de prendas podría tener entre su clientela.

Numerosas famosas se apuntaron a la moda de combinar sudaderas de firmas de prestigio y se atrevieron, incluso, a lucirlas en alfombras rojas. El siguiente paso estaba claro, que las tiendas low cost clonaran estos modelos para hacerlos asequibles a todas.

Y es lo que venido ocurriendo en las últimas temporadas. En este año ha habido dos grandes modelos de sudaderas de casas importantes que han destacado por su originalidad, por recurrir a un elemento como la niñez que siempre funciona o por hacer una prenda estética. Hablamos de la sudadera de Bambi de Givenchy y de la de Kenzo, caracterizada por un gran ojo.

Diferencia de precios

Ambas sudaderas ya tiene sus propios clones, a unos precios mucho más económicos y que harán que se conviertan en una epidemia en poco tiempo. Los primeros en lanzarse a esto de copiar sensiblemente el modelo de otra firma fue Primark. Hace semanas ya que sacaron a la venta una sudadera de Bambi que, personalmente, a mi me resulta más coqueta que la original de Givenchy. Pero ya sabéis eso de que, para gustos se hicieron los colores y no todos disponemos el mismo presupuesto. La original cuesta casi 900 euros y la low cost 12 euros.

Más económica es la sudadera de Kenzo, que forma parte de toda una colección en que los ojos son protagonistas. No llega a los 300 euros. En Asos podemos encontrar un clon bastante fidedigno por menos de 38 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *